No hay productos en el carrito

Altura

Los zapatos Kosen Shoes has sido creados con el objetivo de que quien los lleve sea hasta 7 cm más alto sin por ello ceder un ápice de la comodidad. Para conseguir dicho objetivo, todos nuestros modelos se han desarrollado desde cero, a partir de alzas y hormas específicas.

Nos hemos dado cuenta de que, entre los hombre de menor estatura, es más común de lo que parece ponerse alzas o cuñas bajo la plantilla de cualquier zapato para parecer más alto. El problema reside en que ese zapato no se ha desarrollado para la nueva posición del pie dentro del mismo y eso provoca desajustes significativos que se traducen en un evidente perjuicio de la comodidad. Los desajustes pueden ser:

  • El talón no se aloja en el lugar que le tocaría provocando rozaduras en la parte alta del mismo y en el tendón de aquiles.
  • El empeine del pie presiona y, por tanto, roza y expande la lengüeta, la cordonera y las orejas del zapato. ¿El resultado? Incomodidad y deformidades en el calzado.
  • Los maléolos internos y externos quedan desprotegidos al sobresalir el pie del zapato más de lo previsto.

Diseño

El proceso empieza con el boceto del diseño que queremos producir, al cual le asignamos unos centímetros de alza para conseguir el efecto propio de Kosen. Seguidamente se crea la horma modelada a partir de tecnología 3D y la cual se desarrolla en consonancia con los centímetros de alza seleccionados para cada uno de los modelos.

Este proceso garantiza que el zapato final se ajuste de manera óptima a la nueva posición que requiere el pie para asentarse como es debido encima del alza y así proporcionar una mayor altura sin comprometer la comodidad.

Fabricación

Todos nuestros zapatos han sido manufacturados según los estandartes de la fabricación tradicional española. En concreto nuestros modelos con suela de cuero se cosen según el proceso Blake Welted, una técnica común en la fabricación de calzado de calidad. Consiste en un único cosido que une todas las piezas, desde debajo de la plantilla pasando por el corte del zapato hasta la suela. 

Este procedimiento de unión aporta mayor resistencia y durabilidad especialmente si comparamos dicho proceso con el del pegado de las distintas piezas, el cual es más sencillo y barato y por tanto, más común en la actualidad. El zapato resultante es más ligero y flexible aportando, a diferencia de otras técnicas, comodidad inmediata.

Otra de las ventajas del cosido Blake es que permite reemplazar la suela con facilidad en el momento en que la suela de cuero original se haya desgastado.

Con el objetivo de incrementar la comodidad, los zapatos Kosen incorporan además una plantilla de cuero de curtición vegetal acolchada que situamos encima del alza, el resultado se traduce en una sensación más agradable al andar.